domingo, 14 de julio de 2013

Capítulo 2. Noticias no muy buenas.

-Katniss, me alegro tanto de verte, hacía mil que no nos veíamos.
-Sí, es verdad. Y bueno, ¿qué es eso que tenías que contarme?
-Vamos a subir a mi habitación, arriba te explico mejor.
Vamos a subir las escaleras, y al pasar por la cocina me encuentro a la madre de Jane, la saludo y subimos.
-Bueno Kat, antes de hablarte de mí y de mis historias, cuéntame, ¿qué tal te ha ido hoy?
-Mal. Hoy no ha ido a clase Aime, con lo cual he tenido que pasar la mañana sola, como siempre.
-¿Y tus compañeros, se han acordado?
-Se los ha recordado el calendario de tuenti. Llevo una semana de mierda. Jane, casi no nos vemos, y sin ti yo no hago nada. Siempre estoy metida en mi casa. Leyendo, o en el ordenador...me aburro tanto en casa, empiezo a pensar que todo esto es culpa mía.
-No es culpa tuya Kat. Dime, ¿cómo te va en el psicólogo? ¿Te está ayudando?
-No. Él lo único que hace es sacarme las palabras para que yo termine llorando. Joder. ¿Por qué soy tan vergonzosa? ¿Por qué soy tan insegura siempre Jane? No salir me afecta a la cabeza, no sé lo que es salir con amigos por ahí, ni lo que es divertirme. No me gusta comer delante de la gente, ni hablar por miedo a que no piensen como yo. Al caminar por la calle siento que todos me miran mal y que se burlan de mí por cómo visto, o por mi cara, no sé. Si salgo a una fiesta no bailo, ¡lo veo ridículo! Y la ridícula soy yo. -En este momento rompo a llorar.
-Katniss. Katniss escúchame. No es tu culpa ser tímida, la inseguridad es algo en lo que el médico está trabajando, sé que apenas salimos pero ahora que empieza el verano prometo vernos más. La vergüenza se te irá pasando, sé que en 16 años no se te ha ido pero ahora estás en buenas manos. Todo esto es motivo de tu inseguridad, y en cuanto lo vayas superando, todo esta mierda desaparecerá. Y si no, yo voy a estar a tu lado. Siempre.
-Está bien, perdona. Cuéntame ya lo que querías decirme.
-Bueno...¿te acuerdas de Jack? El chico que conocí el verano pasado, cuando hubo aquella fiesta en la playa.
-Oh, sí, me acuerdo.
Jack era un chico de dieciséis años guapísimo, de piel clara, pelo rubio y liso y unos ojos verdes preciosos. Era algo más alto que yo, pero tampoco mucho, y musculoso. Además era simpático. ¿Cómo sería ahora, que tiene un año más? Recordé que hubo otras ocasiones en la que lo vimos, puesto que en esa playa se hacían varias fiestas durante el verano, y en la última, Jack me había besado. Yo no se lo había dicho a Jane porque en ese momento ella estaba pillada por él. ¿Y quién no?
-Pues quiero ir este verano a las fiestas, en la playa, como el año pasado Kat, tú y yo, y si me lo encuentro no pienso dejar pasar la oportunidad con él de nuevo. Además así saldremos y nos divertiremos un rato, ¿qué te parece?
-Am, sí, genial -Tengo miedo, no sé si cuando lo vea sentiré de nuevo algo por él. No quiero, y menos sabiendo que Jane quiere algo con él. Ya son casi las cinco y el día solo ha empeorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario