domingo, 14 de julio de 2013

Capítulo 1. Dieciséis años, Katniss.

05 de julio. Mamá golpea suavemente la puerta de mi habitación.
-Katniss, cariño, despierta. Es tu cumpleaños.
Estoy cansada, y no tengo ganas de levantarme y menos un día como el de hoy, pero finalmente lo hago.
-Buenos días mamá.
-Buenos días cielo, felicidades.
Mamá me deja sobre la cama mi desayuno favorito, tostadas de mermelada y mantequilla, y me dice que me vista y salga luego de la habitación.
Cuando sale, comienzo a desayunar. Entonces, mi móvil suena. Es un mensaje de mi mejor amiga, Jane, felicitándome. Realmente no sé si es una mejor amiga, pero sin duda es demasiado importante para mí. Le doy las gracias y termino de desayunar. Me doy una ducha y me visto.
Decido salir por fin de la habitación, media hora más tarde y me encuentro en la sala a mi padre, que también me felicita.
-Y bueno Kat, ¿qué piensas hacer hoy? -Me pregunta mi padre.
-Después del instituto me voy a casa de Jane, y saldremos un rato. De todas formas, llegaré pronto a casa.
-No tengas prisa, es viernes y además tu cumpleaños. Diviértete.
-Está bien, me voy ya para no llegar tarde, hasta luego.
Me despido de mis padres y voy al instituto. En la entrada mis compañeros me felicitan también. Realmente en clase no tengo lo que se dice amigos, sino como bien he dicho, compañeros, a excepción de una chica llamada Amie. Aunque con ella me llevo bastante bien, fuera del colegio no nos vemos mucho, sino cuando a ella le parece, con lo cual no puedo depender mucho de ella. Amie hoy no ha venido a clase. Joder, es mi cumpleaños y tendré que pasar el día sola. Terminan las clases y salgo, ya malhumorada y entristecida por tener que aguantar las horas de clase y el recreo sola. 
Voy a casa de Jane, y durante el trayecto siento que la gente que pasa por mi lado me mira, y a veces que se ríe. Soy bastante vergonzosa e insegura de mí misma, la psicóloga dice que nadie se ríe de mí, pero yo creo que todo el mundo lo hace.
Llego a casa de mi mejor amiga por fin, y esta me recibe con un gran abrazo y una felicitación, de nuevo.
-Hola Katniss, pasa, tengo muchas cosas que contarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario