lunes, 15 de julio de 2013

Capítulo 5. ¿Cómo me debo sentir?

-Oh, bueno...yo también te he echado de menos, Jack. -Le digo ruborizada y sorprendida. Mierda, Jane.
-Chicos, voy a...ahora vengo. -Dice Jane.
-Te acompaño. -Le digo- Ahora venimos Jack, me alegro de volver a verte.
Salimos de todo el barullo de gente que lo estaba pasando bien, bailando, riendo...Joder. Por una noche que estaba pasándomelo  bien con mi mejor amiga, y nos encontramos a Jack y lo estropea todo. ¿Por qué tuvo que decirme eso delante de ella? Claro que él no sabe que Jane está colada por él pero...
-Jane...Jane yo pensaba decírtelo.
-Sí, claro, ¿cuándo Kat? Ha pasado un año. ¡Un año joder! Te dije antes que quería verle, ¡sabías que el chico me gustaba! Y ahora que lo vemos, ¡me entero de que el verano pasado te enrollaste con él!
-Jane, no nos enrollamos...fue solo un beso. No te lo dije, porque no quería que te sintieras mal. Jane por favor...
-Me voy. Pásalo bien con Jack. -Se da la vuelta y comienza a caminar.
-¡Jane no me hagas esto! Vamos, quédate. Tú y yo...me lo dijiste.
-No Katniss, las cosas no son así. Te propongo salir, te digo que lo vamos a pasar bien, juntas. Y ahora llega él y ¿qué? ¿Me vas a dejar tirada por pasar un rato con él? ¿Vas a besarle delante de mis narices? Quédate tú. Haz lo que quieras.
La vuelvo a llamar, pero no me hace caso. La veo alejarse de la playa, sola. ¿Por qué todo me pasa a mí? De todas formas, la actitud de Jane esta noche no es la correcta. Ella tiene encima a todos lo chicos que ella quiere. ¿A quién tengo yo? No debería de haberse enfadado, al fin y al cabo no se lo conté porque sabía que le iba a doler.
De repente noto que me tocan por la cintura y me asusto. Me doy la vuelta. Oh, es Jack.
-¿Qué pasa Kat, y Jane?
-Em...se sentía mal, se fue a casa. Le dije que si quería la acompañaba pero me dijo que no...
-Está bien, se mejorará. ¿Te vas a quedar, no?
-No...creo que lo mejor es que me vaya a casa, solo estaba con ella y...-me cortó.
-Quédate conmigo.
-Pero tú estás con tus amigos...
-Ahora no. -Me dirigió una sonrisa. Joder, su sonrisa. Es preciosa, como él.
-Está bien, me quedaré.
Nos dirigimos de nuevo a la fiesta, pero pasamos de largo y seguimos recorriendo la playa los dos, solos.
-Y bueno, ¿qué es de tu vida? -Me pregunta Jack.
-Pues, la misma del verano pasado, supongo. ¿Y de la tuya?
-Pues...la misma del verano pasado. Supongo. -Me mira y se ríe.
Me contagia a mí la risa también. Me pongo nerviosa, ¿cómo no? Él es perfecto y yo...no.
-El verano pasado estuvo bien. Pero, creo que me faltó tiempo. -Me dice Jack.
-¿Tiempo para qué? -Le pregunto, nerviosa.
-Para estar contigo, Katniss.
De repente, le miro. Él me está mirando también, con sus ojos verdes intensos, de repente me miraba de manera seria, su sonrisa se había esfumado. Y yo me puse seria también, al darme cuenta de que en mi estómago se revolvía. No era una sensación bonita, como mariposas en el estómago. Era una sensación de nervios, de cuando estás emocionada pero a la vez lo pasas mal, era esa sensación de dolor al pensar en Jane pero de felicidad al pensar en mí, en él. Entonces supe que esa sensación se llamaba amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario