domingo, 21 de julio de 2013

Capítulo 9. Cambio de ''casa''.

14:08 pm.
Mis padres habían oído el golpe.
-¡KATNIIIIIISS!-grita mi madre mientras sube a toda velocidad las escaleras.
Me habían estado llamando varias veces, pero yo no tenía fuerzas para contestar. No estaba inconsciente, aún.
Mis padres llegan a mi habitación y me ven en el suelo, al lado de la cama. No solo me encontraba mal a causa de las pastillas, sino que al caer me había dado un buen golpe en la cabeza.
Mi madre me mira con un miedo delatado en sus ojos, y acto seguido mira al baño. Lo encuentra abierto, con la luz encendida y el bote de pastillas en el suelo con las dos o tres que quedaban.
-Pero qué has hecho. -Dice mi madre casi para sí misma- Katniss.
Lo último que recuerdo fue a mi padre cogiéndome en brazos.
14:36 pm.
Abro los ojos. Una luz intensa me ciega. Estoy tendida en una cama ¿Qué lugar es este?
-Se ha despertado, -escucho decir a alguien- pasad.
-Kat, cielo. -Es mi madre- ¿Pero qué has hecho? - Mamá tenía lágrimas en los ojos.
No contesto. Mi padre me estaba mirando fijamente, no dice ni una palabra, y mi madre tampoco dice nada más porque en seguida llega el médico y les pide que abandonen la habitación unos minutos.
-Hola Katniss, soy el doctor Martin, te has dado un buen golpe ¿eh?
Joder. Estoy en el hospital.
-Bueno, en seguida va a llegar la doctora Mae para hablar contigo.
Mae. Mae es mi psicóloga. Lleva tratando conmigo unos dos meses. No ha habido mejoría aún, así que lo veo una pérdida de tiempo. Supongo que querrá saber qué ha hecho que esté aquí.
El doctor me deja y acto seguido entra ella.
-Hola, Katniss.
-Hola.
-¿Cómo va todo?
-¿Qué te parece a ti? -pregunto malhumorada.
-Bueno, dímelo tú. ¿Qué ha pasado?
Una cosa que me saca de quicio siempre es que por muy mal que le conteste, Mae seguirá siendo igual de paciente conmigo. Es como si no reaccionara.
-Jane ha desaparecido. Es culpa mía.
-¿Por qué es culpa tuya?
-Porque la dejé marchar sola a su casa de madrugada. Estaba enfadada conmigo por un chico.
-Que le haya ocurrido algo no tiene que ver para que sea culpa tuya. Además, ¿crees que esa es la solución? ¿suicidarte?
-No, no es la solución para que Jane vuelva. Pero sí para mí. Para acabar con todo esto de una vez.
-Entiendo. Estás más delgada Katniss, ¿a qué se debe?
Mierda. No he adelgazado tanto, de hecho nadie se ha dado cuenta. Excepto Mae. Mae se da cuenta de todo. Me miró fijamente un rato. Entendí perfectamente lo que quería decir su mirada.
Esta vez, Mae no estaba intentando convencerme de nada. Simplemente me estaba escuchando y anotaba algo en su libreta. Entonces me doy cuenta de lo que pasa.
-Tengo que hablar con tus padres para que firmen los papeles. Hoy mismo ingresas en el hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario