miércoles, 17 de julio de 2013

Capítulo 6. Me dejo llevar y...

Mi cabeza está hecha un lío. No sé qué debo hacer; por un lado, estaba Jack. Sus ojos verdes intensos me decían que me quería, que me quería de verdad. Pero apenas lo conozco, llevamos un año sin hablar y no sé si es suficiente para poder cargarme mi amistad con Jane. Jane, ella está por el otro lado. Solo ella ha estado a mi lado en mis momentos difíciles, y en los momentos buenos también. Es la única persona que tengo. Y no voy a perderla por un chico.
Sí. Lo tenía claro ya.
-Jack, yo...Es que apenas nos conocemos. El año pasado nos besamos, sí. Pero es que Jane...
-Oh. Ya entiendo.
Los siguientes minutos pasaron lentamente, muy lentamente. Hay un silencio incómodo, aunque detrás de todo esto aún podía escuchar la música, las risas, la fiesta en donde deberíamos de estar ahora mismo todos.
Entonces, Jack se decide a hablar y me dice:
-Pero Katniss, ella es tu mejor amiga. De lo que pasó ya ha pasado un año y ahora que te tengo aquí, y que sé que tú sientes algo por mí, -me miró intensamente- no puedo dejarte ir. Ella debería de entenderlo y alegrarse. Por ti.
''No puedo dejarte ir''. Esas palabras me hacen estremecer. Me siento feliz, por escucharlo. Pero a la vez no quiero hacer daño a Jane.
-Pensaba que podía olvidarte. De verdad que lo pensaba. Solo fue un beso...-de repente callé. No, no había sido solo un beso. Antes de eso hubieron sonrisas, bailes juntos, paseos a lo largo de la playa durante las noches en las que Jane estuvo mala en la casa, escapadas durante la madrugada cuando ya debería de estar en casa. No fue un simple beso el último día de verano.-  Jack. Te quiero. Pero no puedo hacerle esto a Jane.
Jack me sigue mirando. Me atrae tanto...joder, tengo que dejar de mirarle si quiero marcharme ya.
-Me voy Jack, me alegro de haberte visto.
-Espera. Te acompaño a tu casa.
-Está bien.
En vez de coger el tranvía, vamos caminando. Se produce de nuevo un silencio incómodo, pero de nuevo Jack volvió a romperlo.
-Y bueno...¿me vas a contar ahora qué es de tu vida, o me vas a volver a decir que es la misma de siempre?
-Pues, la verdad es que no me ha ido muy bien. He ido perdiendo a gente, no suelo salir mucho, excepto para ir al colegio o a casa de Jane, y para hacer deporte.
No quise contarle nada más. Nada de psicólogos, nada de la medicación, ni de mis crisis de ansiedad. No le dije que estuve ingresada tiempo atrás y que mis padres están preocupados por mí. Ni que me tienen que vigilar porque puedo cometer estupideces de las que luego me arrepentiré.
-Pues Kat, que sepas que a partir de ahora me tienes a mí, para todo, para siempre.
''Para siempre''. Le dirijo una sonrisa de agradecimiento que él me corresponde. Llegamos a mi casa.
-Gracias por acompañarme hasta aquí Jack, de verdad.
-Gracias a ti, por dejar que te acompañe.
Entonces, nos miramos a los ojos, de nuevo. Ese chico me atrae como nunca me ha atraído ningún otro. No sé exactamente qué es lo que más me atrae, si sus ojos, su pelo, su cuerpo, o su forma de ser. Tal vez me atraiga todo. No sé si me acerqué yo o se acercó él. Pero la verdad es que me da igual, solo sé que cuando me di cuenta estaba envuelta en sus brazos, besándole apasionadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario